Tu partido

Estándar

Y me pediste un tiempo. Mi pesadilla hecha realidad. Empieza el partido que decidirá mi vida.

Yo no quiero distancia, aunque tú te sientas a kilómetros de mí. Yo quiero pelear por cada segundo que me quede y forzar una prórroga si hace falta para que vuelvas a mi terreno.

No entiendo nada. Tengo miedo. Voy perdiendo. Y aunque perderte es doloroso, esta indecisión de saber si te ataco o me defiendo no me deja vivir…

Ya ha pasado un mes desde que te fuiste y no quiero seguir jugando más tiempo solo. Quiero seguir en nuestro eterno empate. Quiero la revancha y que te dejes marcar. Como antes.

Pero no sé por qué, tengo la extraña sensación de que quise jugar un partido en el que ya me habías expulsado. Mientras yo, me agarraba al tiempo de descuento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s